Cruz Juvenal reparte dinero a manos llenas, además la SCJN le enmendó la plana

Desde La Cantina

*****Cruz Juvenal reparte dinero a manos llenas, además la SCJN le enmendó la plana

Francisco Javier López

Entre el arrastre de sillas, barullo proveniente de todas las mesas, la rockola repitiendo el estribillo de José José “No me digas que te vas…” y el tintineo de los vasos y las botellas, un grupo de contertulios no cesaban de burlarse por los errores de Cruz “Juventud” Roa Sánchez, a quien la Suprema Corte de Justicia de la Nación, le enmendó la plana, al echarle para a tras el artículo 40 de la Ley que regula el uso de la fuerza pública en el Estado de México (ley Atenco).

Resulta mis estimados, que Cruz “Juventino” Roa y sus cómplices, eufemísticamente llamados grupo parlamentario del PRI, aprobaron el dictamen tal como se lo ordenó Eruviel Ávila Villegas, para emplear la fuerza pública en la forma más brutal y bestial posible, como primera instancia, antes de cualquier otro recurso, o sea, el diálogo es cosa de civilizados, no de diputados priistas mexiquenses.

¿Quién es Cruz “Inocente” Roa? Preguntan algunas damas inquietas por el “billete”. Es un hombre de ojos pequeños, como si fueran dos puntitos, orejas desprendidas de la cabeza, como avergonzándose de formar parte de ese cuerpo y a pesar de tener mentón prominente, dejó crecer una barba abultada (muy a la moda, sólo que de la moda, lo que te acomoda).

Estos irreverentes de la cantiiina, recordaron la aberrante impugnación de su propio trabajo que hiciera el año pasado, Cruz “Niño” Roa, así como la respuesta de los magistrados, quienes en términos decentes le dijeron al tal Cruz: “No sea payaso, usted aprobó la ley, usted puede modificarla, no tiene que recurrir a la Corte”.

Por otro lado, también llama poderosamente la atención, que ese Cruz “Párvulo” Roa, en cada gira de trabajo, porta en efectivo unos 50,000 o tal vez hasta 100,000 mil pesos, lo lleva en sus bolsas y los reparte a los delegados, mayordomos y otras personas.

¡Ah! Eso explica el interés desmedido de algunas damas adictas al dinero, que lo andan buscando para acompañarlo en sus giras, tal vez el diputado líder de los priistas en la LIX Legislatura local, les dé unos billetitos.

Pero la pregunta es ¿De qué partida presupuestal surge tanto dinero? ¿Cómo es que el presidente de la Junta de Coordinación Política puede portar tanto dinero en efectivo, sin extender recibos ni llevar la contabilidad de cuánto entrega y a quiénes?

Esperemos que ese Cruz “Cándido” Roa, no esté lavando dinero o esté malversando fondos públicos, en todo caso, lo malo es que no nos toca nada a los parroquianos de este humilde centro de libación.

Con estas pláticas dejamos a nuestros sabios etílicos, quienes seguramente seguirán debatiendo el asunto hasta muy avanzada la noche.

Los comentarios están cerrados.