En extinción PRD, PT y MC

El Perro

 

 

 

******En extinción PRD, PT y MC

Francisco Javier López

Tres grandes se quedarán sin hueso a juzgar por los resultados de las encuestas, lo malo que esas especies estaban tan acostumbradas a roer los huesos del presupuesto, que seguramente buscarán cómo arrebatar un mendrugo en cualquier otro partido político.

Los perros callejeros estamos conscientes de lo que es el hambre, ya hasta la vergüenza perdimos, con tal de conseguir un mendrugo, así estarán las hordas emigrantes de esos partidos políticos.

En la liza electiva mexiquense, se ve cada indignidad, que hasta los perros nos sonrojamos:

No es que sea muy valiente, sino que ya no le queda de otra, igual que un chihuahueño que se refugia bajo una camioneta para no mojarse en un día lluvioso, Óscar González Yáñez, se lanzará como candidato del Partido del Trabajo para la gubernatura, si de todas maneras va a perder su registro, que cuando menos sea luchando por su vida.

Haber roto la alianza con el PRD, no es sino supervivencia, pues ese partido también está en peligro de extinción y la alianza sólo los llevará más rápido a la bancarrota de sus aspiraciones presupuestales –Ya ni la cruza los salva de su extinción. Atajan los perros callejeros y ellos sí saben de lo que ladran.

En estas elecciones locales, se perderán tres vidas: PRD, PT y Movimiento Ciudadanos, lo cual debiera ser un alivio para los contribuyentes, pues erráticamente, los partidos políticos absorben presupuesto quintándoselo a los programas sociales u obras necesarias, como escuela y hospitales.

Según platica la perrada de la política, la crisis en el PRD, la inició la hembra alfa, Alejandra Barrales, quien con tal de conservar el poder hizo alianza con el PAN, partido antagónico de los cambios y del bienestar de los pobres.

Dicha señora, firmó un pacto, “en lo oscurito”, con los panistas, para ir juntos en las elecciones del estado de México y de la Ciudad de México, sin importar la elección interna o la determinación de la base militante perredista.

Ahora, esa determinación unilateral, le echó por tierra sus aspiraciones políticas, pues se va a quedar hasta sin partido, a juzgar por la creciente desbandada en la capital del país y en la entidad mexiquense.

¿Cuál va a ser el destino de los diputados locales perredistas o petistas? ¿Serán activistas sociales hasta que un partido político se apiade de ellos? ¿Buscarán refugiarse en MORENA?

Esta misma pregunta también se la formulará, sin duda, Óscar González Yáñez, pues se quedará sin partido y sin negocio.

Los perros nos despedimos con estas preguntas que en el fondo no tienen otro objetivo, más que el hueso que todo político busca y persigue.

Los comentarios están cerrados.